ANIMAL URBANO 1 (*)

 

Cruzando Lima:

La delgada línea amarilla

Un texto de ELOY JÁUREGUI

bus

Hace unos días inauguré la Línea 107. La que corre por la nueva vía expresa Línea Amarilla. El tramo del túnel debajo del río Rímac es fastuoso (1.8 km. en 8 minutos). Subí en el Trébol Javier Prado. Hasta la Av. Canta Callao demoré media hora. En Nueva York hay tres túneles debajo del mar. En Cuba el túnel me saca de La Habana y me instala en las playas del Este. En Lima el viaducto cruza el frío de la modernidad. Entonces pensé, “roba pero hace obra”.

Cruzar la ciudad es lo mío. Acabo de publicar un ensayo sobre la Carretera Central en Lima Gris 14. “La tripa negra del Callao al Lago Titicaca”. Cultura chicha más Generación 4×4. Y en ese tasajeo perpetuo de Lima, sus venas abiertas son la instantánea de la personalidad de sus gentes. No somos fríos, nos enfrían, las normas, la plata, y el caos de urbe, nos aletargan y enajenan.

Al día siguiente visité Ticlio Chico en las alturas de Villa María del Triunfo. Tengo unas amistades. Les llevé un juego de frazadas con tigres. Y están hartos. No hay agua pero, en medio de la niebla y la garúa inclemente, el frío criminal y la humedad los mata. Ven el Mundial entre matecitos, como Paolo. Pero el sentido de la patria como que se diluye entre la bruma de la pobreza.

En el Jockey Plaza asaltan una joyería. ¿Todavía existen joyerías? Lima es aquel pretexto para dormir con un solo ojo y en una pata. De ahí el éxito de los policiales. Qué distinto con los limeños que están en Rusia. Salvo dos payasos y tres chistosos, fraternos y efusivos.

Lima debe ser la ciudad más alterada de la tierra pero funciona. Y en la Estación Central del Metropolitano el programa Bibliometro de “Lima Lee” cumple un año. Y el Menú económico sigue robusto junto al Sheraton. Y en la Línea Amarilla, las nuevas adendas con el consorcio Perú Bus Internacional nos hacen temblar más que el frío. Sigo caminando.

 

(*) Columna publicada en el diario LA REPÚBLICA,

Anuncios

Acerca de cangrejo negro

Cronista, poeta y profesor universitario
Esta entrada fue publicada en Cangrejo Negro / Eloy Jaúregui, Crónicas, Cultura popular, Eloy Jáuregui cronista, La crónica ya tiene Nobel, Literatura de la no ficción, Narrativa peruana, Periodismo literario, Periodismo narrativo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s