La jungla iluminada

Libros & arte

FUEGO EN LA AMAZONÍA

Una crónica de ELOY JÁUREGUI

amazo 1

La reciente Feria del Libro Amazónico realizada en Iquitos, contra lo que piensa las mayorías, le devuelve el interés y el atractivo de la lectura en la región de Loreto, a las obras relevantes de escritores y artistas

 

1.

En Iquitos no sobran ladrones, tampoco librerías. Y mientras se desarrolla la primera Feria del Libro Amazónico y todas las noches se presentan decenas de autores con sus textos, el público atiborra cada uno las de los tres auditorios que la Dirección Desconcentrada de Cultura de Loreto designó con diligencia. Y en estas horas llueve a cántaros en la capital amazónica, y hay tiempo para al refugiarse de tamaño baño, conversar del fondo y la profundidad de los creadores loretanos, de una tradición refulgente y de una frondosidad de obras de dimensión universal y que los lugareños lucen para el orgullo.

Y mientras escuchó hasta desfallecer Cuerpo de sirena, el exitazo del grupo amazónico Papillón, recuerdo que vine a Iquitos a encontrarme con esa manera de vivir aguda y gozosa. Y la ciudad padece de los mismos problemas que genera la politización inmoderada de la gestión pública, este drama que padecen todas las ciudades del Perú pero que aquí se hace estridente por el espíritu de los iquiteños que no se cansan de llamar a la corrupción por su nombre y a la perversión social por su renombre. No obstante hay afectos, hay amistad, hay cariño. Y a la excelsa gastronomía amazónica hay que añadirle el ingenio y la agudeza en la conversa diaria con escritores y artistas que han participado en esta fiesta de los libros.

Y a la vera de la Plaza de Armas me cruzo con el gran poeta Marco Martos, de serio talante pero de atildado humor para tomarse las cosas con agudeza y sabiduría. A Martos le encanta Iquitos, no es la primera vez que nos encontramos por estas orillas abrasadoras. Y luego están las amistades del sello más profuso de la selva peruana, la editorial Tierra Nueva. Aquí me abrazo con Jaime Vásquez Valcárcel, con el poeta Percy Vílchez, con Jorge Carrillo Rojas “Potrillo”. No ubico al poeta Carlos Reyes Ramírez pero ya llegará. Y luego, están mis nuevos amigos de la DDCL, con Rolando Riva a la cabeza, Javier Galarza, Marisabel Pérez Reátegui y otros gestores culturales que se han puesto a trabajar en serio.

amazo 5

2.

Fue gracias al escritor Cayo Vásquez que en el 2013 se organizó la última feria del libro en Iquitos. El hecho lejos de provocar un silencio creativo, impulso a decenas de escritores de la región a publicar sus textos sin ningún tipo de fomento y contra viento y marea. De ahí que en cada presentación de libros todos los participantes reclamaban que se instituya la última semana de abril como fecha para realizar anualmente ferias similares. Cierto, organizar actividades de este tipo obligan a redoblar esfuerzos, pedir ayuda y colaboración de los entes educativos, culturales y periodísticos, y sobre todo, acudir a la empresa privada –que se forran de plata– para que se sensibilicen y abran sus cajas fuertes.

La tradición literaria en la Amazonía es pródiga en todos sus géneros. Un solo ejemplo me basta para pecar de mezquino y el aserto, la novela Sangama del escritor loretano Arturo D. Hernández. Apasionante lectura de juventud. Los agobiados años del caucho, la escritura que se identifica con esa Amazonía de los sueños, el espacio geográfico, la cultura y las tensas relaciones sociales. Y luego, Muyuna de Francisco Izquierdo Ríos. Y Paiche de César  Calvo de Araujo. Y Húmisha de Carnaval de César Lequerica. Y me consta la alta poesía de César Calvo y la denuncia El proceso del Putumayo y sus secretos inauditos de Carlos A. Valcárcel. Hay más pero el espacio me torna roñoso.

La cita tenía esta convocatoria: “Que los actores y componentes que involucran el proceso de la cadena del libro desde escritores, ilustradores, editoriales, organizaciones medioambientales e interculturales, agencias, cadenas de librería, entre otros, estaban invitados a esta fiesta de los libros”. Entonces llegaron escritores como Marco Panduro, Fernando Fonseca,  Javier Velásquez, Aldo Bolaños, Gerald Rodríguez Noriega, Jorge Rojas Panduro, Percy Vílchez y otros como Welmer Cárdenas de Pucallpa.

amazo 4

Christian Bendayán al frente de una de sus pinturas.

3.

Y desde Lima llegué a reunirme con Jorge Coaguila y a conocer y participar de las veladas literarias en el flamante Centro Cultural San Agustín. Y ahí estaban los artistas Christian Bendayán y Gino Ceccarelli y siempre el reverendo padre Joaquín García del Centro de Estudios Teológico de la Amazonía, CETA, entidad que apoya impostergablemente toda actividad cultural. Y en la Plaza 28 de julio, los stands de los expositores brillaban en medio de las inclemencias del clima que no impedían los espectáculos ni los recitales que se organizaron durante más de una semana.

En Iquitos la hoy preocupación por los libros, y hay que decirlo, se cruzó con una irrefrenable actividad política. Aunque faltan algunos meses para las elecciones municipales y regionales, decenas de candidatos, partidos y movimientos regionales se encrespan en una ardua puja proselitista. Entonces calles y plazas lucen los más esperpénticos avisos propagandísticos que desnaturalizan el espacio público de la ciudad. Incluso encontré a Lula que suponía estaba preso en Brasil pero que en Iquitos es una agraciada dama, la más acelerada activista con vías a las urnas. Lula no es brasileña, cierto, es nada menos que Lula Vásquez y está libre de polvo y paja. Un intente conversación con ella y me doy cuenta que pertenece a la línea dura del fujimorismo. Entonces me despido cordialmente.

Y tras el intenso calor y los números libros que poseo sobre la magia y las leyendas amazónicas, todavía me martillea en el cerebro las palabras de la agraciada Lula: “Es hora de nuevos rostros en la política, estamos cansados de lo mismo, de aquellos que solo pretenden vivir de la política”. Lo que sí creo es que a la fiesta de los libros de corte eminentemente regional y de temáticas propias de la zona debemos adicionar políticas de fomento y promoción. Iquitos en una urbe que llega a los 600  mil habitantes, con una extendida vida comercial y con una tradición artística y literaria que merece el reconocimiento a sus industrias culturales y al descubrimiento –ocultos todavía– de aquellos encantos y prodigios de un saber mágico de su espesura iluminada en medio del follaje.

amazo 3

Las obra del pintor Gino Ciaccarelli.

 

Ceccarelli al aire libre

El pintor  Gino Ceccarelli fue homenajeado en la feria y pintó un cuadro al aire libre en el  Boulevard de Iquitos. Ahí contó de su trayectoria y su agenda que hoy ya lo encuentra exponiendo en Suiza y otros países de Europa. En un parte explicó que existe un desconocimiento de las riquezas culturales del Perú amazónico por una visión paternalista con las poblaciones nativas. “Seguimos pensando por ellos, inventando respuestas a sus necesidades, creando leyes sin consultarles. Súmale a esto la falta de autocrítica de nosotros mismos. Ese es el drama de la región”.

Retos del ‘amazonismo’  

El artista plástico Christian Bendayán invitado a la FLA reflexiona: “Ser amazónico es vivir entra la fascinación de la belleza y el dolor de la tragedia. Pero existe otro concepto, el ‘amazonismo’, un reto para aquellos que resultan voceros interdisciplinarios de los aspectos culturales y sociales  de la Amazonía y que deben dar respuestas a problemas y alternativas de la región. El arte amazónico, por ejemplo, es recién reconocido a nivel oficial. Ese es el propósito, de proyectos como Bufeo que responden a solucionar los vacíos históricos de una cultura viva y sobre todo ancestral.

 

 

(Texto aparecido el viernes 14 de junio del 2018 en la revista VARIEDADES)

 

 

 

Anuncios

Acerca de cangrejo negro

Cronista, poeta y profesor universitario
Esta entrada fue publicada en Cangrejo Negro / Eloy Jaúregui, Crónicas, Cultura popular, Feria del Libro Amazónico 2018, La crónica ya tiene Nobel, Narrativa peruana, Periodismo literario, Periodismo narrativo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s