Columnas Rusia 2018 (La República)

PERÚ, 36 AÑOS DESPUÉS

EL FUEGO DE ESE JUEGO

Escribe Eloy Jáuregui

 

ELOY EN CORTO

 

IMAGINANDO A DINAMARCA

(11/06/2018)

Una semana le quedaba a Perú para su debut en Rusia 2018 y el último sábado cuando culminó la fase de partidos preparatorios con un empate a cero, a todos nos quedó la sensación que el once de Gareca llegaba con todas sus potencias, consolidado como equipo, sin lesionados y sin los problemas inveterados que acompañó a nuestro fútbol.

En el Estadio Ullevi de Gotemburgo, Suecia nos mostró una tomografía de lo que será el debut contra Dinamarca. Encuentros complicados, sin espacios y con marcas agobiantes. Los partidos “amistosos” no valen para la estadística. Pero el sábado Perú terminó jugando con los suplentes Santamaría, Aquino y Polo como una demostración que hay fondo además de la forma. En la dialéctica del fútbol, ese factor es gravitante. Cada juego tiene su axioma. Cada resultado vale si es la adición de los aciertos.

Este equipo borró de su estructura los yerros habituales. No obstante, el sábado los suecos nos confirmaron que Perú todavía muestra fisuras al momento de la salida y en la mecánica  de la construcción: una elaboración desafinada e imprecisa. Ramos y Rodríguez, eficientes en la marca, se equivocaron al inicio, cuando había que salir con fluidez y perspectiva. Cierto, todo es corregible, pero a días del debut, Gareca debe ordenar horas extras.

Juntar a Guerrero con Farfán parecería duplicar nuestra cuota en ataque pero esa premisa solo funciona a cuentagotas en un escenario de presión alta. A ellos les gusta jugar por dentro y son poco afectos a las rayas. Ahí hay un problema de tráfico que se resuelve con un diseño de límites en las bandas extremas. Carrillo y Hurtado, por ejemplo.

Gareca advirtió en la conferencia que aunque complicado, el partido no dejó de ser “amistoso”. En el debut no hay amistad, hay una pugna de alta intensidad. En el mundial contra Dinamarca se juega todo. Los 36 años de abstinencia. La clasificación en agonía. La carencia de figuras. Esa suma nos obliga a ser este sábado logrados e intachables. La euforia popular es buena pero intoxica. Hay un país detrás de este equipo. Este equipo a su solidaridad debe sumarle responsabilidad y genio.

gol

 

EL FACTOR DEL DEBUT

(12/06/2018)

Todo equipo tiene memoria. Esta selección de Gareca la está recuperando luego de su trastorno amnésico que viene de 1982. Ese año, un 15 de junio, en La Coruña, debutamos contra Camerún. El equipo de Tim venía de ganarle a Francia en un amistoso en el mismo París y muchos lo daban para campeón. Exageraban. Perú había clasificado eliminando a Uruguay y Colombia. A Uribe le decían “El diamante” y a Cueto “El poeta”. Había figuras pero ese once tenía fisuras graves. Contra los africanos apenas empatamos a cero. Luego de eso todo fue cuesta arriba.

Este sábado 16 de junio a las 11 de la mañana en el estadio Mordovia Arena de la ciudad de Saransk, República de Mordovia, debuta Perú contra Dinamarca. Esta vez no tenemos ni diamantes ni poetas. Cueva es de Huamachuco, Flores vecino de Collique, Advíncula nació en El Carmen, Chincha y Trauco es oriundo de Tarapoto. Son del pueblo, hijos de la república de los olvidos y los silencios.

Dinamarca también culminó su fase preparatoria el sábado. Lo vimos contra México a quien ganó 2 a 0. Cierto es un equipo con fuelle, marca y velocidad. Lanzan el balón a las espaldas de los centrales y juegan bien por bandas. Cierto también, lucen mejores individualidades que Suecia pero igual, son harto ganable. Cuando los mexicanos le tocaron la pelota por bajo casi pierden la calma.

Y la ciudad de Saransk se ubica en la cuenca del Volga a 644 kilómetros al este de Moscú con una población de 315 mil habitantes. En Rusia se la conoce como la ciudad de la cárceles y las iglesias y porque allí reside el actor francés Gerard Depardieu. Cosas del destino, la sede del debut une entonces religión, presos y cine. Para muchos peruanos estos datos son chino. Nadie sabía que en Rusia había una ciudad llamada Saransk y que nos iba a marcar para toda la vida. Porque del sábado depende: la gloria o el infierno.

Todo equipo tiene memoria decía al principio y el de Gareca la puso en juego, clasificó y ha ganado estos partidos por el respeto al balón, el orden al sistema y la decisión en la presión de la marca. No dudo que se gana solo jugando bien. Entonces, no se olviden nunca.

rusia 2

LO HEROICO DE LO BANAL

(13/06/2018)

Que el fútbol es el opio del pueblo y estupidiza. Eso lo dicen algunos y no todas las damas. Pero hoy que Perú está en el primer mundo, ven cómo sacarle provecho. A horas del debut contra Dinamarca, pocos se escapan del embrujo del fútbol. En otras partes he dicho que la cultura popular peruana tiene cuatro soportes: cocina, religión, música y cierto, fútbol. Resulten titulares Guerrero o Farfán o los dos. El sábado el país se paraliza.

Pero decía bien Víctor Liza, que el fervor mundialista no amilana a la gente que está atenta a los engaños políticos. Cierto, juega Perú pero hay marchas para cerrar el Congreso. Paolo la mete de cabeza pero estamos atentos a que al fin la Fiscalía abrió investigación preliminar a García, PPK y Toledo por Odebrecht.

El fútbol y la política son amantes pero no se casan. El primero es un espectáculo de masas, depende de ellas. La política es una representación de feria que trata de magnetizar al pueblo, esa es su finalidad. El fútbol es la eucaristía de la muchedumbre que brinda alborozo y a veces evasión. La política, celosa del fútbol, va al encuentro del gentío, y en la “civilización del espectáculo” a lo Vargas Llosa, promete al ciudadano sus relegadas redenciones.

En resumen, el fútbol debiera ser una celebración paródica de lo heroico y la política el ejercicio del poder al servicio de minorías y mayorías. No es así. La selección peruana es el mejor Congreso de la república de en mucho tiempo y el actual parlamento, nuestro peor enemigo.

rusia 3

CONDENADOS AL ÉXITO

(14/06/2018)

Confieso que como periodista yo también esperé 36 años para, como hoy, participar en un mundial. Mis padres murieron y no nos vieron clasificar. Igual mis amigos queridos. Hoy tengo el lujo de ser parte de esta fiesta. Y el fútbol es eso. Una celebración y nada más. Y no me entusiasma Rusia ni Arabia Saudita. Pero que comience la función.

El fútbol peruano, por ausente, está condenado al éxito. Pero igual, pase lo que pase, ya escribió esta epopeya. Los chicos están bien, me lo aseguran, y lo noto. Estamos como novios antes del primer beso. Y quiero recordar al mexicano Juan Villoro. El año pasado participamos en un conversatorio en la Feria del Libro. Tipazo.

Él explicaba por qué el Chavo era del América, el profesor Jirafales de Los Pumas y don Ramón del Necaxa. Es decir, la “Vecindad” como un universo redondo que apenas duraba 90 minutos. Y ese era la riqueza del pobre. El fútbol que hoy atrapa a todo el mundo.

Algunas damas en redes se han quejado con un: “ojalá que el peruano promedio tuviera más que fútbol y cerveza en sus venas (sic)”. Se refieren a los dramas nacionales. Tan crueles a todos. Cierto, en este país que expele pus por angas y por manga, el fútbol parece cocaína del VRAE.

Pero el juego no evita la corrupción ni los feminicidios ni el fujimorismo. Yo enterré a mi abuelo viendo la Final de Argentina 78. Estaba triste por el viejo y por la gloria de una dictadura sangrienta. El fútbol, al final de cuentas, es el orgasmo de los humildes. Entonces amiga, ven a mi fiesta.

caretas

LA GALAXIA ES REDONDA

(15/06/2018)

Ya no me gusta Robbie Williams. Parece a los fríos árabes. La prefiero a la soprano Aida Garifullina, caliente. En lo que fue la primera república socialista se inauguró el Mundial. Y Rusia superior en todo. Un once de operarios, sin brillo pero eficientes. Ganó en el inaugural 5 a 0. Cuidado con ellos. Arabia Saudita igual que con Perú. Insípidos.

El fútbol, dicen, tiene entraña socialista pero convive con su sobredimensión capitalista. El deporte más popular es, al mismo tiempo, el que mueve más dinero. Ayer, estadio, show, y organización, todo impecable. Y en la señal de Directv uno está adentro. En Latina, afuera. Antes, lo vivía por radio, el de Chile 1962 y el Inglaterra 1966, por ejemplo, desde ayer lo veo desde mi sopa.

Este Mundial es la fiesta ecuménica más intensa de todas. 3, 700 millones somos testigos. Un peruano de la selva se ha sentido hace 24 horas en un ciudadano de esta galaxia redonda. El fútbol nos surte la ilusión de que todos somos iguales. Que somos parte de la misma aldea y nos conversamos.

Mientras Perú siguió entrenando a horas del debut contra Dinamarca. Están sanitos, con mística, como chicos antes del recreo. Afuera, cerca de 50 mil peruanos está metiendo vicio. Bacán, se lo merecen. Ruggeri dice que llegamos tantos a Rusia porque tuvimos 36 años para ahorrar. No jodas cabezón.

Hay un romance entre el hincha y esta blanquirroja. De este equipo nos enamoramos todos. Lo escribí en otro lado. Es la novia sencilla, trabajadora, eficiente y bonita. Hoy si perdemos, será accidente. Los enamorados se equivocan a veces, pero nunca pierden.

per 2

EL DANÉS ERIKSEN Y SUS VIKINGOS

(16/06/2018)

Nos habíamos sufrido tanto. Y hoy debutamos en el Mundial. Solo el corazón de uno que ha sufrido lo entiende. Perú agonizó 36 años. Y hoy volvimos. Y con argumentos. Sabemos a qué jugamos lo que mayoría de equipos no sabe. Nuestro fútbol tiene un estilo. Es festivo, no dramático. ¿Y los daneses, qué?

Eriksen es a Dinamarca lo que Messi a Argentina. El del Tottenham, que coquetea con el Barza y el Madrid, hoy será nuestro peor enemigo. Los daneses son potentes en físico. ¿Quién no en Europa? En químico, Kjaer o Delaney, apenas fornidos y Larsen y Sisto, hercúleos  apenas. Tienen un punto débil. No son peruanos.

Los daneses reconocen nuestra racha de 15 partidos sin derrotas. Paolo Guerrero los paraliza y el nivel de Farfán los congela. Se sorprenden con el alma festiva de los peruanos. Se admiraba además del trabajo psicológico que realiza el staff de Gareca: el manejo de la presión y el fortaleciendo de la parte mental. Joder. Somos complicados. Picantes y pensantes.

Leo que unos aseguran que perdemos. Ellos son más grandes, dicen. Yo digo que no. Este equipo hace tiempo le ganó a agoreros y videntes. Tiene estructura y bloque. Juega así, de ensamble corto. De presión media. De bandas desplegables. Los que lo enfrentaron los saben. El año pasado, Argentina, Colombia, Nueva Zelanda.

Ayer ganó Uruguay con su estilo. Centro y gol. Hoy ganamos nosotros, eso creo. El fútbol es un rito de creatividad y amagues. Solo lo real es el gol. Entonces Cueva. Se juega solo para meterla. Entonces Paolo. Se trabaja con lucidez. Entonces “Orejas”. Se sufre pero se triunfa. Entonces todos.

pERU 1

CON DÉFICIT PARA LA GRANDEZA

(17/06/2018)

El barroco del fútbol peruano en el Moldovia Arena de Saransk donde ganamos en la tribuna y perdimos 1-0 en la cancha. Se pudo empatar y hasta ganar en este debut complicado. Pero un triunfo es premio para un equipo perfecto y Perú no lo fue. Le faltó grandeza y brillo y aunque quedan dos partidos, se fue la gran oportunidad.

En el primero Dinamarca nos esperó obstruyendo el medio. El toque y toque de Perú fue intrascendente. Solo Carrillo brillaba. Tapia y Yotún desconectados. Farfán solitario. Flores intermitente. La defensa segura pero sin salida. Y pudimos irnos con ventaja. El VAR está vez fue peruano. El árbitro gambiano Gassama, no. Cueva yerra el penal y nos fuimos llenos de dudas.

En el segundo los daneses más dispuestos.  Recién a los 11’ Perú se acuerda pero la estructura estaba rota. Un contragolpe y a los 13′ el Gol de Poulsen. Recién entra Paolo y no entiendo por qué. Farfán estaba demás. Y aunque Dinamarca se tiró atrás, nunca llegó la paridad. El Oreja se las perdió dos veces y hasta un taco de Paolo iba imponer la justicia, pero no. Fracasamos.

El gol. Eso nos faltó en este juego que para muchos es una operación ilimitada donde la fantasía justifica los fines y el resultado casi siempre no se interpreta con ecuanimidad. Los goles así, no obedecen al disparo infalible del 9 o al chanfle del 10, y casi siempre son de usos de las quimeras o los acasos. Mejor dicho, los goles son de naturaleza exclusiva y enigmática, y ayer no le tocó a Perú.

No estamos para la vergüenza. Hay que reformular contra Francia. Y qué cerca estuvimos de la gloria y que lejos de la felicidad.

pERU 2

EL ARTE DE LA RECONSTRUCCIÓN

(18/06/2018)

Todos los peruanos sabemos que fue injusto. Y en la BBC dicen que “Perú era el mejor en Sarans pero se fue sin nada”. Y el español Jordi Quixano de EP advierte que lo de Perú era un show pero que los daneses lo enfriaron gradualmente con ese aire nórdico impasible, convencidos de que la calidad de Eriksen debía condenar la osadía sudamericana.

Regreso al tema. Era clave el primer partido. Perú jugó con su estilo. Pero los daneses rompieron el circuito del doble 5. Tapia y Yotún sufrieron de carcelería preventiva. Entonces no generaron pero sí obstruyeron. Perú roba, lo sabemos, en el medio. Sustrae y crea. El sábado los daneses se disfrazaron de policías. Ahora hay que pedir libertad para enfrentar a Francia.

Contra Australia, el equipo de Deshamps, incluido el VAR, sacó un resultado en un partido recio y viscoso. Cierto, su tridente en ataque, Griezmann, Mbappe, Démbéle, es mortal. Súmese a Giroud, entonces nos ponemos a llorar.  No obstante, atrás son sensibles y vulnerables. Como los alemanes perdiendo con México.

Gareca lo sabe. Perú jugando engarzado a su salida con la pelota sometida, encuentra taludes hacia el arco rival con una facilidad portentosa porque a su dominio de ataque posicional suma la inspiración y magia. El sábado no hubo suerte para meterla, ni de penal. Contra los franceses, con Guerrero de arranque, les ganamos.

Este equipo hizo el milagro en un país de iras y venganzas. Nos hemos unido con la franja y con su fútbol festivo que nos llena de orgullo (igual que la cocina) y que nos hace soñar. El equipo está intacto. Nunca estuvimos tan hermanados como ahora.

pERU 5

 

QUE REGRESE LA LUNA DE MIEL

(19/06/2018)

Lejos de que Gareca terminó la luna de miel al no poner a Guerrero, todo sigue bien en el lecho de la casa. Puso a Farfán porque no es 9. Quería sorprender y casi lo consigue. Paolo es previsible, la Foca no. Contra Francia en Ekaterimburgo, hay que respetar los resultados del noviazgo: 15 partidos y 18 meses, invictos.

Otra vez Gareca: “Hay maneras de ganar partidos, hay un estilo definido que nos trajo al Mundial. No veo motivos para dejar algo que ya tenemos incorporado”, sentenció. Y no hay dudas. Ese “algo” incorporado es el respeto al balón, la disciplina y el arte poética en la asunción. El 4-2-3-1 funcionó. ¿Y el gol? Que lo ponga a Paolo.

El fútbol es la única expresión artística en la que se identifica de dónde viene uno. Este equipo no es nacional, lo siento, es limeño. Pero Lima es la ciudad más provinciana de todas. Ergo, somos una mezcla de La Victoria, Collique y San Juan de Lurigancho. ¿Chichas? Sí, ¿Cholos? También, ¿Emprendedores? Mejor, ¿Clasemedias? Por supuesto.

Entonces, hemos puesto en escena una muestra de nuestra identidad. Lo peruano no es una cualidad, es una bella condena. Somos pues sabrosos como nuestra cocina, trágicos como el valsecito y místicos por el Cristo Moreno. Solo nos falta el gol. Pero ya viene Paolo.

Y ya casi jugaron todos y Perú es el equipo en Rusia que mejor jugó al fútbol espectáculo. Argentina deplorable y Brasil muy blandito. Uruguay en los suyo y México agrandado. Costa Rica esta vez no existe y Panamá verde y aburrido. Queda Colombia que juega hoy y luego, Perú, con ritmo y fantasía. Que sigue el romance.

PERU 10

NO SOLO JUGAR, HAY QUE MATARSE

(20/06/2018)

Jamás fuimos tan flojos. De los sudamericanos solo ganó Uruguay. Ayer perdió Colombia desde el vestuario. Ni reacción ni juego. De Argentina casi nada cuando Messi no alumbra. De Brasil igual con un Neymar Jr. apagado. Solo queda Perú en su hora decisiva. Y ayer no alinearon Tapia ni Carrillo ni Farfán. Veamos.

El 28 abril de 1982 en el Parque de los Príncipes, Oblitas le anotaba a Francia. Ahora es el gerente de este equipo. Y tiene derecho de hablar: “Tenemos que sacar el triple de lo que hemos sacado hasta ahora, que fue muchísimo, pero todavía hay que sacar más”. Lo dice el Ciego. Él sabe. No solo jugar bien, hay que matarse. No hay otra.

Si es cierto que el fútbol peruano es bonito, con ese solo argumento no le ganamos a Francia.  Nos obliga una cuota mayor de coraje. Hay que marcar, morder y no perder la atención. Perú es un equipo corto en la salida. Respetemos esa idea. Fluidez en el origen y regreso violento en la marca.

Probablemente Tapia no juegue. En el debut no fue feliz. Discreto mejor. Además, salió golpeado. Tapia es el ‘tiempista’. Si lo remplaza Aquino, es probable que haya mayor movilidad pero no temperamento. Y Gareca ha creado a ese Tapia que es el regulador y el desfogue. Temo que ahí nos peguen los franceses.

Los críticos peruanos tienen otra receta. Ellos fueron a Rusia como los cómicos ambulantes. No cuentan. Perú debe regresar a su 4-2-3-1. Con presión media. Con bandas activas. Poco por le medio. Punto. Hace mucho frío en Lima, que arda Ekaterimburgo, por nuestros corazones y huevos.

peru 20

REGRESO AL LEJANO AMOR

(21/06/2018)

Hoy es el día contra Francia. No hay más. Deschamps, su técnico, ha dicho sincero: “Todavía no somos capaces de controlarnos pero tenemos un equipo con un gran potencial”. Se refería a Pogba y Kanté. A Griezzman, Mbappé y Dembelé. De temer. Pero insisto. Atrás son insensibles. Se les puede hacer daño.

El drama del fútbol es que algunos equipos sufren de Alzheimer. A los peruanos, no obstante, nos ataca la nostalgia. Perú ya le ganó a Francia en 1982. ¿Se puede vivir con ese recuerdo? Sí, porque las glorias consagradas no evocan la saña del fracaso y al contrario, solo habitan en la excitación de los amores pasados.

Gareca decía ayer en Ekaterimburgo, mientras que seguían en duda Tapia y Carrillo, que Perú sale siempre a ganar. Es necesario que lo reitere. Sí, para bajar la presión. México le ganó a Alemania y Osorio lo repetía hasta el hartazgo. Luego ganaron. Cierto, es apenas un partido. Cierto, el más importante de esta serie. Para eso estamos preparados.

El argumento táctico está en que ese ‘doble 5’ (Tapia-Yotún) sea perfecto. Que sus engarces por dentro (Carrillo-Flores) operen con serenidad. Que las bandas (Advíncula-Trauco) dominen esos 40 metros entre áreas. Que los filtrados (Cueva-Guerrero) funciones como émbolo y pistón.

Insisto con este equipo. Ya nos hicieron felices pero hay que saber convivir con esa pasión. Casera y salvaje también. Dice la poeta que no importa que se pierda si ya demostraron que nos aman. Creo que se equivoca. Aunque uno huela a viejo, esa adoración debe ser perpetua.

Peru 21

PERDER COMO VICTORIA

(22/06/2018)

Guerrero debía seis meses de casa. Y teníamos una deuda de 36 años. Como juega Francia no da para el elogio. Como juega Perú sí es elogiable. En la parte del corazón, somos los primeros. El atraso en ser ganadores, me dice Melissa, es la efectividad. Ellos atacaron tres veces y nos hicieron el gol. Nosotros atacamos toda la noche y estamos llorando.

Esta columna no habla de Perú. Solo de futbol. Lo digo así. Ayer pusimos presión alta. Inspiración a ratos, se pudo anotar. Pero el gol es otra cosa. Paolo solo a los 30’ y la pierde. Si la metía  otro hubiese sido el encuentro. Los momentos son gloriosos. Solo el fútbol exige esa proeza, y los de Gareca no la tuvieron.

Todos mis amigos insisten: “Aunque hemos quedado eliminados, lo que vivimos estos días es histórico”. Mi Kati escribe: “Gracias a este equipo por habernos dado tantas alegrías, y enseñarnos que los sueños se hacen realidad con disciplina, coraje, humildad y mucha pasión”.

Gareca sentencia que este equipo está unido. Me va. Si no ganaron, entonces mejor no existir. Solo te perteneces sí vences. Que Perú haya sido mejor, cierto, pero no sirve para nada. Lo que queda es ese estadio lleno de peruanos. Y este país repleto de hinchas.

La identidad es nuestro orgullo. Cierto, el equipo es el de más feos y de los chatos. Lo siento. Ese es mi país. Ya jugamos con variantes 4-2-3-1, con volantes orgánicos, con salidas de pilates. Ahora falta jugar con argumentos de carniceros. Hay que jugar y matar, sin comillas. Hay que olvidar a Francia. Nosotros fuimos mejores.

PERU 13

 

ESTE EQUIPO DEBE SEGUIR

(23/06/2018)

 

Y los argentinos rezaban para que Nigeria no pierda con Islandia. Y todos chaparon su calculadora. Y Baldor se puso a cantar tangos. El “messianismo” se volvió rezo infernal. La Pulga está como ausente y debe todo. Y ganaron los africanos, felizmente. Y Brasil en la agonía logra el triunfo. Es decir, los favoritos están con falta. Y Rusia es una tómbola.

Estoy seguro que las derrotas enseñan. Aunque Juan Carlos Oblitas diga que “No habrá homenaje a la selección porque debemos celebrar victorias, no derrotas”. Cierto, luego de Francia con Pogba, Kanté y Matuidi, no seremos los mismos. Nos quedamos con Carrillo y Flores. Guerrero es un caso especial. No me gustó pero lo perdono.

Leo a Walter Corzo y coincido. Debimos ganar a Dinamarca. Nos faltó el gol y eso se paga muy caro en un Mundial: “Una cosa es perder y otra fracasar. Y en este Mundial no hemos fracasado. Al contrario, se ha ganado una experiencia inigualable que no vivía ningún jugador peruano hace 36 años”.

Otros equipos se fueron también, Egipto, Marruecos. Ninguno como Perú que dejó su sello. Algo hay que resaltar. Este equipo nos unió. Aquí donde todos somos enemigos, con su bondad y derroche, nos enfrentó a la realidad. El fútbol puede ser robotizado, solo queda la  belleza de nuestro juego”.

Además, 50 mil peruanos llegaron a Rusia, la mayoría vendiendo los calzoncillos. Y se fueron llorando. Pero era lágrimas de valientes. Gareca no es argentino. Ahora tiene que quedarse.  Viene la Copa América. El proceso no puede acabar.

peru-francia

EL ONCE MÁS QUERIDO

(24/06/2018)

Gana Bélgica con categoría. México se reafirma con calaña. Corea bien gracias. En Argentina no saben qué hacer con Messi. Tipo extraño. Con todo un país en la espalda. Y luego la inacción. Que se queda mudo. Que está deprimido. Sampaoli lo acompaña en el desconcierto. Y hay que ganar a Nigeria. Y sinceramente no creo.

Y el Mundial ingresa a su segunda estación. Van quedando los equipos con mayor rodamiento. Y los peruanos siguen dando motivos. Desde el Oreja Flores resaltado por el New York Times cuando habla de la desigualdad. Y las historias de aquellos que llegaron a Rusia empeñando las muletas.

He leído un texto en el diario Bild de Alemania. Que su buen juego no sirvió para ganar sus dos partidos. Teniendo el mayor aliento jamás visto de sus adeptos: “Queda su fútbol elegante y esa demostración de sus hinchas que nos han dejado amando el Perú. ¡Los vamos a extrañar, son unos ganadores!”.

¿Ganadores? No, sin no hicimos un gol. Entonces a este equipo le falta alfalfa y usos. A la movilidad social que generaron hay añadirle un estudio riguroso de nuestros orígenes. Sé porque gana México. Tiene un torneo ordenado e instituciones fuertes. En el Perú ese es nuestro drama.

Entonces el equipo de Oviedo en la FPF tiene que ordenar la casa. Hay que eliminar la ADFP. Es un ente nefasto. Hay que relanzar los clubes emblemáticos. Hay que regular a los provincianos. Son una turba. Y los más chicos. Que sean la base y no el acompañamiento. Los modelos cercanos, Brasil, Colombia sirven. Si queremos ir a Qatar, empecemos ahora.

peru 23

SABER LLEGAR Y SABER IRSE

(25/06/2018)

Colombia gana y gana jugando bien. Ya se recuperó. Los de Pekerman tienen rodaje (cuán importante) y a James que no falla. Ayer le hizo 3 a 0 a Polonia. Están para más. Además, Radamel Falcao regresó con gol. El pueblo colombiano lo estaba esperando. Y el domingo volvió. Cuatro años estuve en desgracia. Pero por eso le dicen Tigre.

Perú mañana se despide. Hay problemas con Farfán y con el Mudo. Son 23 los de Gareca. Cualquiera puede jugar. Mi amigo Julio Hevia –que tuvo un foul cerebrovascular– decía que este equipo tiene reserva anímica. Además, 30 millones de peruanos que jugamos en la tribuna y en la tele. Es un equipo de multitudes. Como la procesión del Señor de los Milagros, como nuestra pasión por el cebiche. Y si perdemos. No importa. La revancha es de todos.

He leído que el culpable de las dos derrotas es Paolo Guerrero. Perdió dos pelotas en el gol de Francia. ¿Cómo? Acaso no era el héroe que se sopló 0cho meses para regresar. Y volvió. Entonces, qué les pasa a algunos peruanos. De dónde esa maldad y ese rencor. Qué virus nos hace tan infernales.

Ayer decía que el proceso debe seguir. Que Gareca debe continuar. Que después de Farfán, Paolo o el Mudo, existe un universo de más de 30 jugadores de nivel. Ese contingente es inédito. Pero hay que hacerlos trabajar y hay que entregarles nuestra confianza.

El fútbol es hoy una organización científica. No es la suma de voluntades. El sistema de Gareca obliga a ser serenos y no estar ajusticiando a los nuestros. Jugamos con Australia. Esa despedida debe ser gloriosa.

peru24

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de cangrejo negro

Cronista, poeta y profesor universitario
Esta entrada fue publicada en Cangrejo Negro / Eloy Jaúregui, Crónicas, Cultura popular, Eloy Jáuregui cronista, La crónica ya tiene Nobel, Literatura de la no ficción, Mundial Rusia 2018, Narrativa peruana, Perú en el Mundial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.